• Más vale prevenir que curar

    Las asociaciones forestales de Castilla y León advertimos que la inversión pública regional en la prevención de incendios forestales ha disminuido un 50 % en los últimos 10 años

    • Recordamos la importancia que la gestión de los montes tiene en la prevención de los incendios forestales.
    • Instamos a la Junta de Castilla y León a que tome conciencia real del problema que supone el abandono de la gestión forestal, exigiéndole que habilite el marco económico necesario para que el sector forestal pueda funcionar.

    Ante el inicio de una nueva campaña de extinción de incendios forestales puesta en marcha por la Junta de Castilla y León, casi coincidente con la primera ola de calor del verano, las asociaciones forestales de la Castilla y León queremos advertir el peligro que supone la disminución en un 50% de la partida de prevención de incendios forestales para los montes de esta región, y queremos insistir en la importancia de la gestión del monte como requisito indispensable para una prevención efectiva de los incendios.

    Con el calor y la falta de lluvia se incrementa el riesgo de que ocurra un incendio forestal y, como otros años, la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha el dispositivo de vigilancia y extinción de incendios.

    El desarrollo de esta actuación, a todas luces loable y necesaria, no puede hacernos olvidar que es mucho más eficiente invertir en que los incendios no ocurran, que asignar todos los recursos disponibles a tratar de apagarlos.

    Sin embargo, la partida que la Junta de Castilla y León dedica a la prevención de incendios forestales ha caído de 51 a 26 millones de euros anuales, casi un 50%, en los últimos diez años.

    Esta drástica reducción del presupuesto en prevención de incendios es un gran peligro no sólo para la protección de los montes de la región, sino también para la propia sostenibilidad del sector forestal y de los municipios vinculados con los montes.

    El presidente de las asociaciones forestales de Castilla y León, Jesús Pestaña, recuerda que “el propio presidente Herrera reconoció en 2017 que los recursos y el modelo actual de lucha contra los incendios era insuficiente y mejorable”.

    Para Pestaña, “La mejor lucha contra los incendios forestales es una gestión adecuada de los montes”. Con ella se aminora el peligro y se facilita la extinción en caso de que se produzca el incendio.  “Es vital tomar las medidas necesarias para poner el monte en valor. Se generaría riqueza económica y sería una barrera natural contra los incendios forestales. Tendría beneficios económicos y medioambientales para la sociedad, reduciendo la despoblación y el abandono rural».

    Es por ello que desde las asociaciones forestales de Castilla y León instamos a la Junta de Castilla y León a que tome conciencia real del problema que supone el abandono de la gestión forestal, exigiéndole que habilite el marco económico necesario para que el sector forestal pueda funcionar.

Los comentarios estan cerrados