• Un proyecto de desarrollo comunitario

    En la montaña de Soria, allí donde las sierras de la Cebollera y el Urbión se unen, el monte de socios “Quintos de El Royo” ha puesto en marcha una iniciativa, junto con el Ayuntamiento de dicho municipio y una serie de vecinos, para devolver la vida a las praderas y antiguas zonas de cultivo que se encontraban abandonadas.
    En esta primavera ya han plantado casi 50.000 frambuesas, además de otros frutos del bosque.

    La manera en que el proyecto se está gestionando, estrictamente en ecológico; lo sin igual de la plantación, realizada entre robles y en plena Red Natura 2000; junto con el amor y cariño con el que la iniciativa ha sido puesta en marcha, sin duda le auguran el mayor de los éxitos.

    El hecho de que además se trate de un proyecto abierto a cualquier persona que quiera vincularse con el pueblo, facilitándole el acceso a la tierra y la incorporación al mismo, lo convierten en algo muy especial, y en un polo de desarrollo económico no sólo para el municipio de El Royo, sino para toda la comarca de Pinares – El Valle. Esto sí que es luchar contra la despoblación.
    Desde aquí le enviamos nuestra más sincera felicitación a todos los que han colaborado en que la iniciativa sea una realidad. Podéis conocer más de esta experiencia es www.prodecoer.org

    Para ASFOSO ha sido un placer haber trabajado para este sueño.

    Nunca en un proyecto lo ambiental, lo económico, lo social y lo emocional fueron tan de la mano.
    Un ejemplo real de innovación social, de desarrollo rural y de lucha contra la despoblación desde lo forestal. De cómo reescribir las estructuras comunales desde el siglo XXI.

  • El monte de socios Quintos de El Royo seleccionado para formar parte de la red mundial de ICCAs

    En el mundo existe una exclusiva red de lugares que conforman los ICCAs (Indigenous Comunity Conserved Areas). Son territorios con una relevancia ambiental especial, pero que adquieren su mayor valor al ser gestionados por comunidades locales altamente implicadas con dichos espacios.

    El United Nations Environment Programme (UNEP), que es el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (ONU) y el World Conservation Monitoring Centre (WCMC) de ONU, las registran e identifican y promueven su reconocimiento por su especial contribución al mantenimiento de los valores ambientales, culturales, sociales y económicos de nuestro planeta.

    En España tan sólo existen dos ICCAs, dos montes vecinales de Galicia, perfectamente gestionados y conservados por sus respectivas comunidades.

    Sin embargo, es posible que a partir de este próximo mes de marzo otro territorio más se incorpore a este exclusivo elenco. Se trata del monte de socios “Quintos de El Royo”, adquirido por los vecinos de El Royo a finales del siglo XIX, en plena desamortización forestal, y que desde entonces ha venido siendo gestionado por los descendientes de aquellos primeros compradores.

    El monte de socios “Quintos de El Royo” forma parte del Lugar de Interés Comunitario (LIC) y de la Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA) de las Sierras de Urbión y Cebollera, conformando la Red Natura 2000 de la provincia de Soria desde el año 1999.

    Sin embargo, el elemento diferencial de este reconocimiento amparado por ONU radica en el valor de su comunidad propietaria, y en su implicación para con la conservación de su monte y de los usos asociados al mismo.

    Y es que para que un territorio sea considerado como ICCA, además de su valor ambiental debe garantizar los tres pilares estratégicos sobre los que pivota esta exclusiva red: Comunidad, Gobernanza y Conservación.

    En la consideración como ICCA, además de la labor históricamente desempeñada por sus condueños participando en programas de repoblación forestal, de recuperación de pastizales, de mantenimiento de robledales, de ordenación de montes, etc., ha tenido una especial relevancia el proyecto emprendido por la comunidad de Quintos de El Royo de recuperación de las antiguas fincas de labor enclavadas en el monte para su dedicación al cultivo de frutos del bosque. El proyecto ha sido especialmente valorado por el retorno económico, ecológico y social proporcionado, además de por su carácter social e inclusivo.

    Y es que a través de la recuperación de estas antiguas parcelas de cultivo, hoy en estado de abandono e invadidas por el matorral, la comunidad de Quintos de El Royo reducirá el riesgo de incendios y mejorará la biodiversidad del monte así como sus servicios ecosistémicos. Pero también contribuirá a la generación de empleo local, a la dinamización de la actividad económica y a la lucha contra la despoblación.

    De la forma en que ha sido configurado, el proyecto queda además abierto a cualquier persona que quiera participar en él, debiendo eso sí, dar cumplimiento a las exigencias de arraigo en el pueblo exigidas por la propia comunidad titular. En la actualidad el proyecto tiene solicitudes de actuación por parte de 7 familias, con una previsible generación de más de 50 puestos de trabajo.

    La validación final del monte Quintos de El Royo como ICCA tendrá lugar el próximo mes de marzo en una reunión que se celebrará en el Centro Nacional de Educación Ambiental que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente dispone en Valsaín (Segovia) a la que acudirán una relación de expertos internacionales, así como representantes de ONU, al objeto de realizar la formalización definitiva de este reconocimiento.

    Desde la Asociación Forestal de Soria queremos dejar constancia de la alegría que nos supone que el monte Quintos de El Royo haya sido beneficiario de esta distinción, y hacer pública la satisfacción que nos ha supuesto haber venido trabajando con su comunidad a lo largo de estos años. Así mismo aprovechamos para animar a otras comunidades forestales de la provincia a seguir el camino emprendido por Quintos de El Royo y trabajar por la conservación y puesta en valor de la tierra recibida de sus antepasados.